A veces no está muy claro qué es un lampista y cuáles son sus áreas de trabajo. La definición de lampista según la RAE no nos aclara gran cosa, pero nos da dos sinónimos y en uno encontramos una pista: lamparero y hojalatero. Es en el primer sinónimo en el que encontramos la pista, lamparero o fabricante de lámparas, conocemos los inicios de este oficio, este profesional se encargaba de instalar, reparar y sustituir griferías, tuberías y desagües y, para dar forma a éstos, requerían de una lamparilla de aceite, gas o petróleo, de ahí que en España empezaran a llamarse lampistas o lamparistas a los fontaneros, pero hay matices según la comunidad autónoma.

Un lampista en Barcelona o en otra parte de Catalunya, no es solo sinónimo de fontanero, sino que también es electricista. Por lo tanto, es un profesional que se dedica a la fontanería y a la electricidad, siendo así versátil, casi casi un «manitas», pero certificado, claro. Ahora os vamos a contar qué trabajos puede realizar un lampista en tu casa, para que sepas a quién acudir cuando ocurra algo en tu casa que este profesional pueda arreglar.

Instalar el agua y reparar fontanería

lampista fontanero

Como hemos mencionado, el principal cometido de un lampista es la fontanería, por lo tanto, puede realizar instalaciones de agua y llevar a cabo su mantenimiento, así como reparar tuberías de agua y de gas, como te vamos a contar un poco más adelante. Pero va más allá, ya que también repara cisternas y lidia con problemas de inundaciones para ponerles solución.

Buscar y detectar fugas de agua

Detector fugas de agua

Las fugas de agua son una pesadilla, ya que pueden dañar todo el sistema e incluso causar daños en la estructura del edificio o de la casa, como las humedades. Esta es otra de las actividades principales de un lampista en su vertiente de fontanero: buscar fugas de agua sin romper nada o sin realizar obras. Para ello, se realizan unas pruebas con escáneres de humedad en los sistemas de agua, gas o calefacción para detectar los niveles y si son demasiado altos. También se pueden detectar mediante sensores acústicos de pre-localización, que analizan el ruido del agua en las tuberías. Además, se puede emplear la termografía radiométrica para las fugas en tuberías de agua caliente.

Instalar y reparar calderas de gas

Las calderas de gas y el sistema de calefacción que ofrecen es otro trabajo que realizan los lampistas, desde la instalación de las calderas, pasando por mantenimiento, hasta la reparación in situ de éstas, sin necesidad de trasladarlas a ningún taller.

Buscar fugas de gas

Así como con las fugas de agua, el lampista también trabaja para detectar las fugas de gas. El método tradicional es el acústico, pero normalmente es insuficiente. Hay un método más novedoso llamado tracer-gas o gas trazados que se utiliza para detectar fugas mediante pruebas de presión con gases como el hidrógeno y el nitrógeno. La explicación es un poco compleja, así que aquí te dejamos un vídeo explicativo:

Instalar y reparar el aire acondicionado

En el aire acondicionado se reúnen la fontanería y la electricidad, por lo tanto, es el terreno perfecto para un lampista, que también se encarga de instalar el aire acondicionado, realizar su mantenimiento y de realizar reparaciones, de ser necesarias.

Instalar y reparar la parte eléctrica

Lampista electricista

Tal y como os hemos contado en el inicio, el lampista, además de fontanero, es electricista, por lo tanto, puede realizar las instalaciones eléctricas de la vivienda (como realizar un cableado para que haya un punto de luz o varios en cada estancia, instalar el cuadro eléctrico, poner los enchufes…) así como llevar a cabo su mantenimiento con inspecciones (revisar cajeras, interruptores y las tomas de corriente) y realizar las reparaciones oportunas.

En definitiva, un lampista realiza trabajos de fontanería, con todo lo relacionado con la instalación del agua, tuberías, grifos, calderas de gas; trabajos a medio camino, como el de instalar el aire acondicionado, y trabajos totalmente de electricidad. Por lo tanto, sea cual sea lo que necesites en tu casa que esté relacionado con estos campos, puedes llamar a un lampista. Por último, un consejo: cuenta siempre con profesionales acreditados para asegurarte de que realizan su trabajo cumpliendo con todas las normas de seguridad y todos los estándares de calidad.